EL SIGNIFICADO DE PECADO “AVEIRÁH”

La palabra PECADO o transgresión es del hebreo “Aveiráh” de la raíz “Aver” que significa “Pasar o atravesar” y el término connota “Desunión e inestabilidad”. La palabra Aveiráh” también es Transgresión e implica el vocablo Over que es cruzar por ende hay un “Eiver a Eiver de lado a lado. El PECADO es como una flecha que atraviesa de lado a lado para herir, dañar y destruir. Cuando el hombre observa u obedece las Mitzvot de la justicia recta es capaz de “Unirse o juntarse o retornar o recuperar su verdadera identidad. Cuando el sujeto realiza muchas Mitzvot une los fragmentos quebrados, por eso, la palabra Mitzváh significa juntar.

 

La transgresión es como un torbellino interior que debilita, abre y hace perder la identidad espiritual del hombre. El pecado y/o la transgresión son grabaciones o talladores del alma por eso, el alma que pecare esa morirá. ¿Qué debe hacer el hombre pecador? Debe hacer “Vidui lifnei Hashem “Confesión directa con Dios. Vidui comporta a la palabra Iehodot que significa “Admitir”. En la confesión el sujeto admite su transgresión. Iehodot es admitírselo a uno mismo. Clamando confesión se hace liberación de la transgresión y en ese clamor el sujeto expresa su dolor, pena, diciéndole a Dios todo lo que se ha hecho para lograr limpieza.

 

No se le cuenta a Dios porque él no sepa sino porque el sujeto necesita descargar el peso de su conciencia. La falta de confesión hace que la Aveiráh o transgresión bloquee la relación entre Dios y el sujeto. Confesión es alcanzar la conciencia de estar ante la presencia de Dios. Restablece la conexión con la justicia de Dios y de allí fluyen las bendiciones del perdón, la paz y la reconciliación. Hace dos mil años Dios estuvo en Cristo RECONCILIANDO y no tomándoles en cuenta a los hombre sus pecados, 2 Corintios 5.19.

 

El pecado fue la barrera espiritual entre Dios y el hombre desde Adán hasta Cristo ¿Por qué HASTA Cristo? porque Gálatas 3:10,13 dice que todos los hombres desde el pecado de Adán y desde la manifestación de la ley de Moisés estuvieron bajo la maldición de la ley, pero Gálatas 4:4,5 dice que Dios venido la plenitud de los tiempos, envío a su Hijo nacido bajo la ley para Redimir a los que estaban bao la ley y en Hebreos 9:24-26 Dios quitó la barrera del pecado de en medio del hombre bajo maldición y Dios. Corría el año 67 d.C. de la carta a los hebreos cuando al autor se le reveló que en ese año se terminó el predominio de la maldición de la ley que el autor de hebreos llamó la consumación de los siglos de la ley y Pablo en Romanos 10:4 enseñó que el Fin de la ley era Cristo. Nosotros nacimos en Plenitud. No seguimos con Adán. Nacimos en los efectos de todas las causas que se dieron en el nuevo testamento. No fuimos audiencia del nuevo testamento. No fuimos de ese público. El público fueron los judíos y gentiles de las dos casas de Israel. Pablo adelantado en los efectos espirituales habló en Romanos 8:2 de la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús que liberó de la ley, del pecado y de la muerte bíblica que es la espiritual. Nosotros nacimos sin el pecado de Adán. Nacimos en la justicia. Toda la barrera ya fue eliminada entre Dios y el hombre a fin de que el camino de comunión esté libre y el hombre viva en directa relación con Dios.

 

Ahora, Y ¿Qué de nosotros después del pecado quitado? ¡Qué queda? Pablo enseñó los tres principios del Reino en Romanos 14:17 Paz, justicia y gozo en el Espíritu. Dios no puede dejar vacío. De dónde él quitó algo colocó el opuesto. El opuesto del pecado es la justicia retributiva que madura la conducta o el proceder del hombre en la tierra. La JUSTICIA es la manifestación de lo recto y de lo correcto. La Justicia es una de las glorias de Dios para el hombre después del pecado quitado a fin de que pueda evolucionar, trascender en esta vida a acciones, momentos y estados de rectitud que le traen vida y libertad.

 

La justicia no está en el cielo sino en la tierra y en Romanos 13:1-6 le fue delegada a los magistrados u hombres que imparten justicia en las ciudades, instituciones y naciones del mundo actual. Lo que se llamó pecado en el Nuevo Testamento solo fue la barrera quitada; pero como todavía operamos en una carne llamada alma/cuerpo ella error transgrede, falta, falla, infringe las leyes del universo y de la ética, de la moral y por eso la Justicia tiene que efectuar sus cobros latentes en vida para vida.

 

Un MAGISTRADO de justicia puede ser: La vida misma-un juez-un padre de familia-la salud del cuerpo-las leyes de la naturaleza etc. Cada uno de estos magistrados te puede pasar factura de cobro para que pagues en vida las demandas del magistrado, los procesos y las consecuencias. La PAGA de una factura de cobro puede pagarse con muerte, con hospital, con cárcel, con consecuencias de tipo familiar, emocional, mental, y social, pero la paga de tipo espiritual ya la pagó Cristo con un solo sacrificio y te arregló el destino eterno; pero los destinos diarios, semanales, mensuales, anuales y de siglo los paga el hombre y su generación en este mundo aquí en esta misma tierra.

 

ROMANOS 13:4 dice “…Si haces lo malo, teme; porque no en vano el magistrado lleva la espada (la factura de cobro), porque es vengador para castigar (aplicar la factura) al que hace lo malo”. Entonces, leyes violadas consecuencias pagadas en vida.

 

Después de La presentación de Cristo en el cielo (Hebreos 9:24-28) TU hombre del siglo XXI naciste espiritualmente después de:

-La reconciliación

-La eliminación de la mancha

-La arruga

-Lo que fue glorioso

-Lo Justificado

-Lo que fue Salvo

 

NACISTE Sin enemistad. Sin muerte bíblica. Sin pecado a los ojos de Dios. Pero a los ojos de cualquier magistrado arriba mencionado en el campo humano y social, si haces lo malo, teme, porque te pasarán factura de cobro, por eso, en vida debes arrepentirte, es decir, hacer cambios de actitud, de proceder, de pensamiento y de conducta. Haz estos cambios y comenzaras a disfrutar lo que significa reinar en vida y libertad. Por ejemplo: Si hay robas, la justicia retributiva de va a pasar factura de cobro con penalizándose a través de magistrados con cárcel o con otros cargos de castigos, disciplinas y consecuencias. 

 

Matricula por tan solo 25 dólares al año y registra tu nombre e email en el siguiente enlace y comienza la versatilidad del conocimiento cognitivo, doctrinal y espiritual con nosotros en la Universidad Plenitud ABIERTA PARA TODOS sin distingo alguno: https://www.universidadplenitudinternacional.com/matriculas/  Te aseguramos un amplio conocimiento en las Escrituras para reinar en la dimensión Plenitud de Dios. Bienvenidos. 

Escribir comentario

Comentarios: 0